(2006). Hace ya algún tiempo, inicié mi propia aventura por los caminos del Retail. Convergían en un mismo punto aspectos variados de la vida: por un lado, salía del sector de la empresa, dónde había aprendido el funcionamiento interior de la máquina y sus necesidades más intrínsecas, y consolidaba la idea de dibujar mi propia andadura; por otro lado, coincidía que empezaba una colaboración con una empresa holandesa de diseño