(2006). Hace ya algún tiempo, inicié mi propia aventura por los caminos del Retail. Convergían en un mismo punto aspectos variados de la vida: por un lado, salía del sector de la empresa, dónde había aprendido el funcionamiento interior de la máquina y sus necesidades más intrínsecas, y consolidaba la idea de dibujar mi propia andadura; por otro lado, coincidía que empezaba una colaboración con una empresa holandesa de diseño retail, y que me invitaban a visitar, por primera vez, la gran feria del sector, Euroshop; por último, intuía que debería hacer pedagogía de mi especialización durante toda mi carrera profesional y buscaba a los mejores aliados, compañeros que hablaran un mismo lenguaje y que contribuyeran a transmitir las necesidades y bondades del retail.
(2017). Y aquí estoy de nuevo. Dusseldorf, Alemania. Han pasado ya más de diez años. A día de hoy, como suele ser normal en este tipo de aventuras, algunos deseos se han visto cumplidos. Y otros están en camino. Pero la ilusión sigue intacta, ¡como el primer día! Aunque la realidad ha ganado terreno. ¡La experiencia es lo que tiene!
Veo a mi alrededor, con mucha alegría, que los arquitectos más jóvenes andan buscando formación especializada, de Retail Designers (¡como dicen los cánones estadounidenses!). Desde el colegio de arquitectos al que pertenezco, lo estamos persiguiendo y hemos puesto la buena base para que el proyecto de formación siga adelante. Imprescindible si queremos ser un referente mundial en el sector. Además, hemos conseguido crear, entre unos cuantos compañeros, el grupo de Trabajo de Retail, con el propio colegio dándonos soporte, dónde organizamos actos relacionados con nuestro ámbito, que nos dan visibilidad y nuevos puntos de vista. Estáis todos invitados, por supuesto.
A título más personal, hoy os presento mi nuevo espacio en la nube, más moderno, actual y comunicativo, con el firme propósito de manteneros al día de todo lo que andamos organizando y de la agenda del Retail, con los eventos que acontecen en el sector. Quiero poder ofreceros mi opinión más sincera de lo que veo y generar debate, para que todos podamos participar. Me encanta poder escuchar vuestros pensamientos y compartir también mis reflexiones.
Aprovecho para presentaros al equipo habitual de colaboradores, que contribuyen a generar debate y a transmitir su conocimiento para el bien de la profesión. Entre todos formamos lo que nosotros llamamos las tres palancas de los proyectos de Retail: Espacio, Estrategia y Branding. Enfocamos todos los proyectos desde la colaboración interdisciplinar y la creación colectiva: ¡sin ti, nosotros solos, no podemos!
Y para la consecución del éxito, la Innovación, nuestra mejor aportación a cada proyecto: ver lo que innova el mercado y observar las nuevas tendencias. Y he aquí el motivo de este escrito: Euroshop 2017. Cuentan los que estuvieron en la última edición, que entonces se notó la crisis económica y que los presupuestos para I+D se quedaron cortos en la presentación de novedades. Sin embargo, en esta edición, hemos visto muchas ideas nuevas, frescas, savia renovada y cada vez más público español, lo que nos lleva a pensar que, poquito a poco, empezamos a ‘ganarle’ años al tiempo para poder subirnos al tren europeo y mundial. Al fin y al cabo, una empresa española es la que nos ha puesto en la órbita internacional del Retail. Gracias sr. Inditex 😉
¿Y qué os ha sorprendido, os estaréis preguntando? Pues resumiendo, lo más interesante que hemos visto es que todo se mueve. Iluminación corriendo por carriles, pantallas móviles sobre cristales fijos, leds básicos en movimiento sobre pantallas de lona, y más, mucho más. Y además del movimiento, los ‘fakes’: todo lo que parece, NO es. Lonas simulando paredes rígidas, materiales sólidos que no lo son, figuras fijas que están en movimiento, maderas flexibles y dúctiles, ladrillos de cristal, y todo lo que podáis imaginar que simula una forma física pero parte de una imagen ficticia. Yo lo llamaría disrupción. Todo parece estar inmóvil pero, en realidad, todo es flexible y cambiante. El Retail en sí mismo, pues.
En definitiva, una feria imprescindible para estar al día de todos los elementos que forman parte del sector y, sobretodo, para refrescar las ideas y coger aire. ¡Es como abrir una ventana en tu mundo interior! Para la próxima edición, os espero a todos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *